jueves, 26 de agosto de 2010

Grieta

Las altas temperaturas que estamos viviendo estos días, también hacen mella en las obras de arte.

La madera, como material vivo y compuesto en gran parte por agua sufre cambios y ve alterada su forma con los cambios de temperatura y de humedad en el ambiente.

Por ello, cuando habíamos terminado de lijar el aparejo y nos disponíamos a aplicar el bol de dorar, ha aparecido una gran grieta que recorre la espalda de la escultura de arriba a abajo.
Hemos procedido a retirar el yeso, descubriendo restos de un enlenzado anterior. Es decir, la grieta había sido tapada de origen o en una restauración anterior mediante una estrecha tira de tela encolada.
Hemos retirado el enlenzado, y rellenamos toda la grieta con finas láminas de madera y cola, para posteriormente volver a enlenzar y estucar.

Este es el procedimiento lógico en caso de aparición de grietas importantes, lo cual no exime de la aparición de otras nuevas o incluso de la evolución de esta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario