jueves, 26 de agosto de 2010

Pintura

Las altas temperaturas nos obligan a parar temporalmente el trabajo.
Terminaremos de estucar, prepararemos la superficie y dejaremos los trabajos de dorado y policromía para cuando las condiciones sean más óptimas.
Un secado demasiado rápido podría agrietar la capa pictórica, la cola animal del dorado y el huevo del temple podrían estropearse por el calor, y los artistas también sufrimos a 40 grados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario