lunes, 25 de octubre de 2010

Policromía I

Con temperaturas más idóneas y ánimos renovados, retomamos nuestro trabajo, acometiendo la tarea más delicada...EL DORADO A AGUA.

Comenzamos dando un repaso de lija fina al aparejo, y procedemos a limpiarlo completamente de polvo.
A continuación preparamos una pastilla de Cola de Conejo, a la que añadimos unas cucharadas de Bol rojo con el fin de darle un poco de color.

Con esta solución pintamos todas las partes a policromar.